Cleaning my words. Cuevas del Mar, Asturias. (marzo 2019) | Crista Mora

Por Crista Mora

(Colaboración especial para Máquina Combinatoria)

 

I

There are some words,

be careful

there are my home.

II

This is a clean sky

into my heart

and a little girl

crying for nothing.

There are also birds

flying everywhere

but she can’t see them

around her.

III

Till rain is coming

flowers dance

into and empty world

nothing around

but sun.

IV

Please, kiss me all

I want to feel

and I don’t know the road

to reach it.

V

I feel the salt

of your tears.

I feel the waves of sea

all together

inside of me.

 


Crista Mora (Cristina Morales Saro). Proyecto “LOS CUEROS AL SOL”. Uso mis propias ropas viejas para así desprenderme de mis pieles y ahondar en las transformaciones que experimento. En ellas escribo los poemas que compongo específicamente para cada lugar. Me interesan los espacios limítrofes entre la acción cotidiana y el espacio público. Los tendales nos avisan de una próxima morada, nos prometen la vuelta a un hogar que sin embargo fuga y se desplaza. El proyecto “Los Cueros al Sol” comenzó en enero de 2019 como una manera de deshacerme, o mejor, de transformar algunas costumbres, vivencias y creencias que había incorporado y que ya no me estaban sirviendo. Primero fueron papeles, luego jirones de telas, y finalmente ropas. Ropas propias, ropas viejas que me permitían ir sacando y secando al sol, a través de esos cueros que se convertían en mi piel, las transformaciones de mi propia relación con el mundo, con la tierra, los embates del amor y la rabia, mis configuraciones arcaicas, la manera que tengo de tratarme, en fin…quién era yo y cómo me des-componía. Empecé dentro de mi casa, luego intervine las alambradas de algunas casas en ruinas que daban al espacio público en Guayaquil (Rocafuerte, Córdova, Junín), terminé instalando tendales en Ribadesella y Cuevas del Mar (España), Olón y Quito (Ecuador), NYC (USA) y MXC (México). Este es un proyecto escritural, quería explorar la (in)mediatez performática de la escritura. Llegar a un lugar con las ropas, medir, sentarse, respirar. Empezar a estirar y a cortar, y ahí, en ese mismo momento, con el alrededor puntual observando, abrirle un lugar a la escritura, un lugar (in)mediato, sin filtros, ni trampa, ni cartón. www.cristamora.com / aleteando04@yahoo.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s