Nueva peste, nueva erranza en la ciudad portuaria | Dalton Osorno

Por Dalton Osorno (Colaboración especial para Máquina Combinatoria) Hacemos una libre traspolación de un cuento del maestro Joaquín Gallegos Lara, “La última erranza” (1946) que bien le calza a nuestros días aciagos: “La bubónica asolaba las tierras. Solo encontraba chozas … Continúa leyendo Nueva peste, nueva erranza en la ciudad portuaria | Dalton Osorno

“Historia sucia de Guayaquil” de Santana | Fernando Endara I.

Por Fernando Endara I. (Colaboración especial para Máquina Combinatoria) “Esta ciudad es una mierda”. No por su hermosa gente color claroscuro atardecer, ni por su aroma ni su clima de primavera ecuatorial, ni por el candor de sus calles o … Continúa leyendo “Historia sucia de Guayaquil” de Santana | Fernando Endara I.

Un remolino azul venía saltando por el río | Susana Moreno Ortiz

Por Susana Moreno Ortiz (Colaboración especial para Máquina Combinatoria) Luciana, que ya tenía diez años, caminaba con sus padres y Caramelo por la orilla del río. Los sauces reales y los llorones adornaban sus riveras, el sol proyectaba su sombra … Continúa leyendo Un remolino azul venía saltando por el río | Susana Moreno Ortiz

La fidelidad a lo imposible: Vargas Llosa y “La Historia de Mayta” | Christian Espinoza Parra

Por Christian Espinoza Parra (Colaboración especial para Máquina Combinatoria)   El límite entre la invención y lo real es el autor, porque a la vez que se ubica en el plano imaginativo, también se ubica en nuestro mundo, hecho esencialmente … Continúa leyendo La fidelidad a lo imposible: Vargas Llosa y “La Historia de Mayta” | Christian Espinoza Parra

Flores negras | Henry Bäx

Por Henry Bäx (Colaboración especial para Máquina Combinatoria)   I  Jueves 7:26 A.M. José se había despertado con sus enormes ojos pardos convulsos e inyectados de sangre. La noche anterior había sido intranquila, su camastro duro y frío no le brindaba la comodidad que tanto deseaba, su cuartucho desproporcionado en tamaño no hacía más que colar luz por todas partes, las ventanas rotas hacían bailar frenéticamente a las cortinas sucias y rasgadas con el viento fresco de la mañana, el cuarto aunque generoso en ventilación, olía a una mezcla de sudor y orine, al lado del catre se hallaba una … Continúa leyendo Flores negras | Henry Bäx