Más lejos de la Luna | Andrés Arboleda Toro

Andrés Arboleda Toro

(Colaboración especial para Máquina Combinatoria desde Colombia)

 

No era que la Luna llena tuviera extraños efectos en él. Era más una fobia singular, tan inusual como la fobia a las mayúsculas o a los cepillos de dientes. Comenzó como una aversión literaria. La palabra “luna” nunca había aparecido en los textos de este célebre poeta. La suya era una poesía de lo cotidiano: dramas del fulano en el supermercado o en la fila del banco, éxtasis de zutanos o perencejos al comprar productos cuyo valor agregado era la Felicidad, las riñas de matrimonios que terminaban con ida a parque de atracciones y debida ingestión de algodón de azúcar. Pero se dio cuenta que la luna aparecía por todas partes y designaba muchas cosas o comportamientos cotidianos: la luna del espejo, la medialuna, la luna de miel (que también era una marca de este dulce alimento), “pedir la luna…”. No le bastó haber escogido como residencia el lugar más bajo de su país… Había noches, insoportables noches, en que la Luna parecía más grande que en cualquier parte del universo. No le bastó haber mandado hacer gafas de luna y aplicarse cada noche protector lunar, un menjurje que le mandó a hacer a una bruja del centro de la ciudad que vendía hierbas, velas, budas y baratijas chinas. Y saber que las mareas, las plantas, el crecimiento capilar dependían de sus caprichosos movimientos… Como un topo se fue a vivir a una moderna ciudad subterránea (vuelo que se las arregló para hacer de día) en Canadá… Solo que… recién instalado en su nueva morada a un kilómetro bajo tierra, no lo dejó dormir la primera noche el parpadeo de neón del aviso del casino de enfrente: Crescent Casino, en que cada C tenía, claro está, la forma de una media luna.

 


Andrés Arboleda Toro. Quien quiera saber de mí no tiene más que dejarme en el contestador todas las preguntas que me quieran hacer o visitar mi página web tripledobleú yo tres puntos punto com. Sé que un escritor les causa a ustedes mucha curiosidad. Más si es de Colombia, paraíso del horror e infierno de la belleza. ¿Qué les puedo ir diciendo por ahora? Que batí el Récord Guiness por nunca haber ganado un concurso literario. Es decir, soy en el mundo el que más ha enviado textos a concursos literarios sin haber quedado nunca entre los diez mejores. Y haber logrado esto no fue nada fácil. Que no he encontrado la biografía o autobiografía que quisiera leer y entonces me ha tocado vivir para poder escribirla (hasta ahora voy en el capítulo primero). Que el grueso de mi obra esta ya sea en la nube o en una cadena de aminoácidos y proteínas todavía en proceso de digestión.

 

 


LunaFoto portada: https://pixabay.com/es/photos/luna-luna-llena-cielo-nightsky-1859616/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s