Nostalgias en Quito |Elizabeth Terán (Boina azul)

Por Elizabeth Terán (Boina azul)

(Colaboración especial para Máquina Combinatoria)

Entre casas, enormes edificios y montañas 
me trajeron al mundo.

Una luna de diciembre escuchaba 
mi primer grito de la independencia 
fuera del vientre de mi madre.

Ese día repartieron canelazos 
jugaron 40
compitieron los guambras del barrio
con sus coches de madera
y sus madres se santiguaban 
para verlos en casa sin cicatrices en las rodillas
–algunos se salvaron del merteolate, el agua oxigenada y el “curita”–
otros no...el yeso y un par de muletas
sumaban a sus extremidades.

Mi padre escribía una carta de bienvenida 
a su primogénita
cuando todos dormían bajo ese cielo negro
de terciopelo con escarchas plateadas y doradas 
que brillaban en el infinito.

El chocolate ambateño hervía en la olla
de lata de doña Rosa mientras preparaba
el sánduche de dulce de higos con queso
unas mistelas de anís reposaban en el centro de mesa de su comedor.

Me llevaba al centro histórico a comer pasas mientras le cortaban el cabello.
 
Llovía 
“....el cielo se nos cae encima”, decía
en cada trueno que se disparaba violento 
sobre los viejos tejados.

Mamá me esperaba en casa
con una bufanda nueva
y un gorrito rosado de lana.

La mágica ciudad 
aún inspira dibujarla a bolígrafo y puño
con grafías semiperfectas 
el bolígrafo de cristal no tiene la talla de la pluma de mi abuelo
él tejía palabras en sus relatos
y mi abuela la lana azul
de las boinas, tapetes y cubrecamas.

Las Iglesias invitan a conocer su interior 
de pandeoro y cuadros bíblicos
cerca del confesionario hállase un cuadro
del Purgatorio y un par de viudas rezando
Padrenuestros y Avemarías con el Rosario 
entre sus manos.

Cuando recorro este Quito
procuro no encontrarme contigo
porque el poema se llevó
lo escrito
con vino y vinagre
sangría y sangre
lluvia y lágrimas 
pasión y olvido.

Haré de esta nostalgia
un pasillo
...jamás un estribillo 
nada será igual 
cuando al toque madrugador de las campanas 
mi pluma se resista a la muerte
hasta saciarme de la magia
...de la gran ciudad.

Herlinda Elizabeth Terán Rojas nació el 02 de diciembre de 1979 en Quito (Ecuador). Realizó sus estudios primarios en la Escuela Jaime Roldós Aguilera (hoy IPED Manuela Cañizares). Comunicadora social, graduada en la Universidad Central del Ecuador. Poeta y escritora. Dedica al periodismo público y privado más de 7 años. Diplomada en Comunicación Corporativa. Universidad Técnica Particular de Loja (UTPL). En el 2015 publicó su primer libro de poemas Piel de espejo, con la editorial El Ángel editor. En el 2016 su poesía formó parte de la antología de poesía internacional Paralelo Cero. En el 2017 integró en la antología Actuales voces de la poesía hispanoamericana, en homenaje al poeta nicaragüense Ingleberto Salvador, editorial argentina Literarte. En el mismo año formó parte de la antología ecuatoriana de poesía femenina Vuelo de mujer, de la editorial El Ángel Editor. Su poesía está incluida en antologías ecuatorianas: Vuelo de mujer (2017) y Voz Poética (2018). En el 2018 su poesía se incluye en la antología Actuales voces de la poesía hispanoamericana, en homenaje a Alma del Campo. Ha participado en talleres literarios de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, de la Universidad Central del Ecuador, la Universidad Andina Simón Bolívar y editorial El Conejo. Participó en el certamen internacional de poesía Paralelo Cero 2016. También escribe ensayos y artículos de comunicación para la revista internacional DIRCOM.


Foto portada tomada de: https://bit.ly/3QfCyg9

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s