Importancia literaria de Madame Bovary | Mayra Aguirre Robayo

Por Mayra Aguirre Robayo

Mario Vargas Llosa califica a Madame Bovary como la primera novela moderna en La orgía perpetúa. Gustave Flaubert la escribe en medio del crecimiento industrial literario de la democratización de la educación y la cultura en Francia. La novela se transforma en un género que atrae lectores de los sectores populares. Lo que demandaba que el escritor se profesionalice; ya no depende del mecenazgo antiguo.

A Flaubert le horrorizaba el surgimiento de las nuevas clases en los puestos de mando. Le escribía a George Sand (escritora notable del romanticismo) con ironías contra el sufragio universal. A Flaubert le desmoralizó la caída del Segundo Imperio (1852-1870; Luis Napoleón Bonaparte se transforma en príncipe-presidente). Sus opositores resaltaban su desprecio señorial por el resto de los hombres.

Escritor marginal

Flaubert se consideraba un escritor marginal con el crecimiento de la alta y media burguesía. Se convirtió en un activo participante negativo. Su pesimismo le dio un talante tirante y arriesgado. El Premio Nobel de Literatura peruano recurre a Georges Bataille (filósofo francés) para expresar el sentimiento de Flaubert que estaba contra lo controlado, lo planificado que afecta la libertad cultural. Madame Bovaryes una antiheroína insatisfecha con su forma de vida. Flaubert entendía que la auténtica literatura siempre sería peligrosa.

El escritor francés pretendía que su literatura sea un imaginario verbal, para desde allí, advertir como insuficiente la vida. Con la edición de Madame Bovary en La Reveu de Paris en 1856Flaubert le escribe a su amiga Louis Bouilhet que el genio está hecho de paciencia, porque el talento es obra sólo del trabajo.

En la narrativa de Flaubert hay objetividad: el narrador es omnisciente; al que Vargas Llosa lo denomina relator invisible. No impone como obra de arte, sino que trasluce en la ficción una posible verdad ignorada. A diferencia de Bertolt Brecht (dramaturgo francés) no es explícito en contraponer la ideología burguesa. Para Vargas Llosa la técnica narrativa del estilo indirecto libre tiene el antecedente en el discurso proustiano que reconstruye la memoria del tiempo ido. Y el monólogo interior que fue concebido por James Joyce en Ulyses y por William Faulkner.

Bibliografía

Vargas Llosa. M. (1975). La orgía perpetua Flaubert y “Madame Bovary”. Barcelona: Editorial Seix Barral, S.A.

George Sand. En Wikipedia. https://es.wikipedia.org/wiki/George_Sand


Mayra Aguirre Robayo. Ha ejercido el periodismo en diarios locales como HoyExpreso. Ha sido articulista de las revistas VistazoDiners y Revista de Artes del diario La Hora. Ha ejercido la docencia universitaria en la Universidad Central del Ecuador, Pontificia Universidad Católica del Ecuador, Universidad San Francisco de Quito y la Universidad de Las Américas. Es crítica literaria y de cine. En la actualidad es editorialista de La Hora.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s