La estudiante | Diego Alejandro Gallegos Rojas

Por Diego Alejandro Gallegos Rojas

Desde que su padre le dio aquel regalo, cambió su vida. Le puso un nombre que solo ella sabe. Su madre, al mirarla, piensa que su joven hija está trastornada, y se culpa de no oponerse a que estudie medicina. Piensa que es una maldición. Sin embargo, a la estudiante, desde pequeña, siempre le gustó el olor de los muertos, los cadáveres, la morgue, la sangre. Se siente realizada, feliz. Por eso, todas las noches antes de dormir, enciende una vela, se persigna y reza. Por su familia, por ella y, sobre todo, para que mañana le vaya muy bien en su examen de Anatomía. Pero no reza ante los santos, ni ante el crucifijo que cuelga sobre su cama. A ellos no les tiene fe. Le reza a aquello que está frente a ella, que le da fortaleza, sabiduría. Termina de orar, la toma entre sus manos, la coloca despacio junto a su almohada. La estudiante besa la calavera, la aprieta a su pecho, apaga la vela y se duerme.


Diego Alejandro Gallegos Rojas (Loja-Ecuador). Ensayista y escritor. Máster en Derechos Fundamentales, Universidad Carlos III Madrid, España. Especialista Superior en Derechos Humanos Instructor de Desarrollo Humano, Mozambique, África. Observador Internacional de Derechos Humanos como Acompañante Ecuménico en Palestina e Israel. Como escritor ha publicado el libro de cuentos La orgía de los gusanos (2017).


Foto portada tomada de: https://bit.ly/3t9cPLF

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s