“Ivanhoe” de Scott | Fernando Endara I.

Por Fernando Endara I.

(Colaboración especial para Máquina Combinatoria)

Sir Walter Scott, prolífico narrador y poeta del movimiento romántico británico, es considerado el padre de la novela histórica contemporánea. Su obra está influida por varios romances y baladas de Inglaterra y Escocia medieval, que fueron reinventadas por su pluma con un profundo conocimiento de la historia y el alma humana. Sus primeros trabajos, poemas y odas, dieron paso a una serie de novelas históricas ambientadas en Escocia, conocidas como el ciclo de Waverley, que le dieron reconocimiento y fama. Es Ivanhoe, escrita y publicada en 1819, la novela que lo lleva al prestigio internacional, alcanzando traducciones y lectores a nivel global hasta nuestras fechas. Ivanhoe supuso un parteaguas en la producción narrativa de Scott y en la literatura universal; a partir de ese momento, el autor británico abordó motivos ingleses con destreza y erudición, a la par que sus novelas se convirtieron en paradigma para varios autores emergentes. La obra está ambientada en el Siglo XII, durante el reinado de Ricardo Corazón de León, cuyo incierto paradero propició intrigas en la corte lideradas por su hermano Juan sin Tierra. Wilfrid de Ivanhoe fue uno de los leales caballeros de Ricardo, que, al regreso de las Cruzadas, buscó restablecerlo en el poder al tiempo que perseguía el perdón de su padre, Cedric el sajón. Según los críticos, la novela es una obra maestra porque Scott tuvo un amplio dominio del periodo histórico en donde transcurre la acción, que le permitió ser fiel a los caracteres de los personajes históricos y a las costumbres, sentimientos y vestimenta de la época.

La novela nos permite conocer las diferencias entre Sajones y Normandos, los primeros, habitantes originales de las Islas, fueron derrotados en la batalla de Hastings, cuando el ejército normando de Guillermo II de Normandía venció y conquistó los territorios de las huestes del rey Harold de Inglaterra. El argumento de Ivanhoe parte de la rivalidad entre vencedores y vencidos, los primeros orgullosos y arrogantes caballeros, los segundos altivos y honorables campesinos. Esta mezcla permitió la creación del inglés moderno y la configuración cultural de los anglosajones. La pugna religiosa es otro aspecto del contexto de Ivanhoe: cristianos, judíos y sarracenos mantenían su distancia, fuertes prejuicios y estigmas satanizaban a unas y a otras gentes: los judíos fueron considerados una raza sin nación, un pueblo sin honor y miserable, dedicado a la extorsión y la usura, acaudalados hijos de Abraham enfrentados a los cristianos desde aquel Mesías muerto en la cruz. En este escenario deambulan cantidades de personajes, señores y vasallos, clérigos y monjes, escuderos y caballeros, doncellas y princesas, porquerizos y bufones. Un verdadero universo de seres y costumbres que cimientan el estereotipo moderno de la imaginería medieval retratado en series y películas.

Scott es pionero e innovador, toma escenas y retablos del folklor inglés para insertarlos en una narración absorbente, dando vida y continuidad a un sinfín de motivos caballerescos: diálogos intrépidos, palpitantes, corteses y heroicos, enfrentamientos y batallas a caballo, torneos, juicios, tomas de castillos, situaciones inesperadas, valerosas, audaces y cómicas, con un sentido del humor que utiliza la ironía, el contraste y el ridículo. Algunos de los personajes resaltantes: Wamba (mi personaje favorito) el bufón que desenmascara las apariencias con su velo de locura, el más cuerdo, el más gracioso, el más pintoresco; Gurth el porquerizo, valiente, prudente y leal, extraordinario vasallo convertido en hombre libre; Cedric el sajón, líder espiritual de la causa sajona, conservó el anhelo de revivir a su raza de entre las cenizas; Lady Rowena, inteligente, pura y bella, descendiente de sangre real sajona, no se dejará vencer por las intrigas y complicaciones; Isaac de York, usurero judío que se frota las manos ofreciendo sus préstamos a todas las facciones; Rebeca, hija de Isaac, hermosa joya de las arenas orientales, cautiva de su religión y de su velo, bruja y curadora, amor imposible de caballeros y templarios; el desconocido Caballero Negro, cabalgando misterioso en busca de justicia y de aventuras; el arquero Locksley, líder de bandidos y monteros en los bosques; el fraile Thuck; el templario Brian de Bois Guibert; el prior Aymer; de Bracy y Waldemar Fitzurse mano derecha y mano izquierda de Juan sin Tierra, en la política y en las armas; entre otros. Una constelación de personajes variopintos y diversos que representa todas, o casi todas, las ocupaciones y las clases sociales de la Inglaterra medieval y que sirvieron de modelo para posteriores trabajos, basta decir: “canción de hielo y fuego”.

Otro punto alto de Ivanhoe es su ameno, fiable y locuaz narrador, una figura literaria que envuelve a los lectores en las tramas y los ambientes, que te toma de la mano, te coloca un yelmo, un escudo, una espada y un garrote, para llevarte a cabalgar a través del tiempo y del espacio. Los lances entre caballeros, los diálogos e intrigas cortesanas, la divertidísima cena del Caballero Negro y el clérigo de San Dunstan, el palpitante triángulo amoroso, los arqueros en los bosques, entre otros; constituyen momentos eternos en la literatura y en la cultura occidental de este y todos los tiempos. Ivanhoe es una novela universal por su capacidad de penetrar en los recovecos humanos, por mostrar las luces y sombras, las ambiciones, los sueños, el honor, el coraje, la valentía y el drama de una época remota e hidalga; por humanizar la historia con una mirada que reconcilia diferencias, que integra distintas ideas y que propone la resolución de conflictos en la tierra y no en el cielo. Ivanhoe es aventura sin fin.


Fernando Endara I. Comunicador social. Magíster en Investigación en Antropología por la FLACSO-Ecuador. Director, libretista y productor del programa radial “Antropología en 35 mm” emitido por www.flacsoradio.ec

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s