Provinciana | David Andrés Duque

Por David Andrés Duque

(Colaboración especial para Máquina Combinatoria)

 

Provinciana, mi alma te alaba, se desploma,

mi pluma enfunda su labia,

mi corazón me reprocha,

porque sabe que esta ilusión es más grande que castillos de Cantabria.

 

Por cariñosa prudencia con tus labios no se juega,

incluso ahora, él te quiero es común en nuestra jerga,

perdón por tanto verso altanero,

porque confiado purgué todos los intentos.

 

Mi sonrisa es patética,

supongo que así se ve una cuando es novata y sincera,

se burla de que mi orgullo se intimida,

cuando tus ojos definen la perfección de la estética,

¡Gualá! cuando tu nombre se tiza con mi firma.

 

¡Qué bochorno!

la poesía ya no refleja averno y odio,

será porque transformas mis horas,

haces que la oscuridad ya no me joda,

que la crítica con un beso de nuestras bocas, pronto se evapora.

 

Una caminata entre jardines y la espectacular vista capitalina,

dos manos se estrechan y no las separa a la fuerza ni el hilo de la vida.

 

Dos seres mortificados,

unidos,

entre caricias, rojizas mejillas, piernas pegadas evadiendo la caída, admiran sumisos,

como el pasado se va ahogando….

 

Poeta maldito,

díselo a quien, con una copa de vino,

te inspira al tierno estilo,

provinciana, por vos corro y río como un niño…

 

 


Foto portada tomada de: https://www.pexels.com/es-es/foto/al-aire-libre-amanecer-anochecer-aves-556663/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s