Arriba y abajo del Guápulo. Mirador del Guápulo. Quito (marzo 2019) | Crista Mora

Por Crista Mora

(Colaboración especial para Máquina Combinatoria)

 

 

I

¿Sí cachas? La muerte

de nuestra madre, tierra

es de todo punto imposible.

II

A la inoportuna tempestad de la distancia le diría

Uno) —gracias

Dos) —por qué serás tan dulce y tan agria

Tres) —cómo es que puedo figurarme ser yo y ser otro ser también.

III

Todo forma parte de cada mente a su propio modo.

IV

¡Qué mas aventura os prometieron!

Que la de un ojo despierto, decid.

¿No es siniestro el acecho rapaz del encuentro?

V

Me pongo en los zapatos de otra.

Y esta me transforma.

Y luego me descalzo

la hierba crece.

Y Uma se estira

para que nazca todo

VI

Subimos y bajamos el Guápulo.

Tarde tras tarde.

Relajando el músculo que nos mantiene.

Idénticos a nosotres mismes.

Y nos impide concebir

que el olor a eucalipto

nos compone

como los cielos nubosos

o los movimientos geológicos

 


Crista Mora (Cristina Morales Saro). Proyecto “LOS CUEROS AL SOL”. Uso mis propias ropas viejas para así desprenderme de mis pieles y ahondar en las transformaciones que experimento. En ellas escribo los poemas que compongo específicamente para cada lugar. Me interesan los espacios limítrofes entre la acción cotidiana y el espacio público. Los tendales nos avisan de una próxima morada, nos prometen la vuelta a un hogar que sin embargo fuga y se desplaza. El proyecto “Los Cueros al Sol” comenzó en enero de 2019 como una manera de deshacerme, o mejor, de transformar algunas costumbres, vivencias y creencias que había incorporado y que ya no me estaban sirviendo. Primero fueron papeles, luego jirones de telas, y finalmente ropas. Ropas propias, ropas viejas que me permitían ir sacando y secando al sol, a través de esos cueros que se convertían en mi piel, las transformaciones de mi propia relación con el mundo, con la tierra, los embates del amor y la rabia, mis configuraciones arcaicas, la manera que tengo de tratarme, en fin…quién era yo y cómo me des-componía. Empecé dentro de mi casa, luego intervine las alambradas de algunas casas en ruinas que daban al espacio público en Guayaquil (Rocafuerte, Córdova, Junín), terminé instalando tendales en Ribadesella y Cuevas del Mar (España), Olón y Quito (Ecuador), NYC (USA) y MXC (México). Este es un proyecto escritural, quería explorar la (in)mediatez performática de la escritura. Llegar a un lugar con las ropas, medir, sentarse, respirar. Empezar a estirar y a cortar, y ahí, en ese mismo momento, con el alrededor puntual observando, abrirle un lugar a la escritura, un lugar (in)mediato, sin filtros, ni trampa, ni cartón. www.cristamora.com / aleteando04@yahoo.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s