Te espero | Josette Burgaentzle M.

Josette Burgaentzle M.

 

Cuando vienes despacio, anunciándote, aguardo por ti con miedo,

sabiendo que asechas tras los minutos,

sintiéndote en el aire, casi palpando tu esencia.

Tu presencia me oprime, cada vez más impetuosa,

tan omnipresente como el Dios en el que elijo creer al advertirte cerca.

Cada dolor te arrastra como una cadena y cada latido predice tu llegada.

¡Qué no daría por evitarte, por suprimir tu castigo!

Y, sin embargo, es entonces cuando más misericordiosa eres.

 

Cuando llegas vacilante, trastabillando solapadamente,

aparto la mirada, me evado, me tapo los oídos aislando cada crujido.

¡Cómo me aferro a creer que anulando mi mente puedo escabullirme de ti!

Y tú me dejas pensarlo, te solazas en mi inocencia, me das respiro,

lanzas señales falsas que devoro como un animal enjaulado.

Una y otra vez me susurras juramentos, me ofreces retiradas,

me halagas con venias de despedida.

Esta vez no, pienso. Esta vez me perdonará, aseguro. Esta vez le ganaré, alucino.

¿Juegas con mi alma a conciencia o acaso ya has empezado a alimentarte de ella?

 

Cuando me golpeas de frente lo rompes todo,

me encegueces, infiltras en mí tu veneno, me corrompes.

Te plantas testaruda en mi camino sin querer arrancarme de él,

me acompañas inclemente, respiras mis exhalaciones, sacudes mis cabellos,

me enredas en tu sombra.

Paseas despacio conmigo por el escombro en el que has convertido al mundo

y te niegas a arrasarme.

Apartas las garras, falaz; me indultas abrazándome como una madre oscura.

Tu clemencia es el más cruel de los perdones.

¡Me abandonas cuando más te anhelo!

 

Destrozas, sofocas, engañas.

Ya no sé si convives cautelosa conmigo o te si alejas para volver sin remedio.

Y yo te espero.

Reconstruyo mi alma, fortalezco mi mente, aquilato más que nunca la ternura,

la pasión y el cariño.

Me nutro de ti casi tanto como tú de mi sustancia.

Aguardo por ti: cautelosa, avasalladora o furtiva.

Porque, cuando compartamos destino, cuando nazca en ti alejándome de la vida,

te abrazaré ferozmente, sin recelo, y te arrebataré todo aquello de lo que me has despojado.

Cuando no tengas más opción que ofrecerme tu ruta, recuperaré por siempre, sin dejarte un diminuto fragmento, lo que pretendiste robarme.

 

Yo te espero.

 

 


Josette Burgaentzle M. es diseñadora gráfica de profesión, artesana de vitrales por afición y fanática de la literatura —especialmente de la ciencia ficción y la fantasía. Su primera novela, Los viajeros de las Gemas Sagradas (Nobel Editores), ganó una mención de honor en 2018 en el premio Darío Guevara Mayorga. Reside en Quito, junto a su esposo y sus dos gatos, inseparables compañeros durante sus jornadas de escritura.

 


relojesFoto portada: https://pixabay.com/es/photos/chica-tiempo-presi%C3%B3n-de-tiempo-2786277/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s