Prófugos de las constelaciones inhóspitas | Sergio Rodrigo Vaca

Sergio Rodrigo Vaca

(Colaboración especial para Máquina Combinatoria)

 

 

Ven amada mía,

caminemos juntos por el mar de los sueños.

 

Ámame y bésame incluso en esas oscuras noches de desaliento,

como dos amantes que están destinados a un futuro juntos,

unidos por un pacto de sangre

un pacto de amor y de unión de psique.

 

Ahora bebamos juntos del vino de la pasión descontrolada;

besaré de tus labios color rosa carmesí,

tomaré de tu mano y nunca te soltaré,

ni, aunque estemos en el abismo más profundo de la confusión existencial.

 

Nos encontramos en el planeta Rubicón 571

planeta donde no existe el amor.

Parece que, cuando nacen los seres humanos,

aquellos entes controladores y dueños del imperio,

borran del cerebro el sector del núcleo estriado,

esa parte capaz de sentir emociones amorosas.

Yo sé que lo hicieron con el fin de controlarnos.

 

Si nos enamoramos, nos transportamos a otro universo,

pero ellos no quieren que ocurra eso.

Por eso han hecho un agujero en la cabeza de los humanos:

no quieren que la gente sepa lo que es el amor.

 

Estos entes fantasmales le tienen miedo al amor.

Lo relacionan con la revelación;

con el despertar abismal de los sentidos;

pero yo lo sé, yo comencé a sentirme enamorado.

¡Parece que sus experimentos no resultan eficientes en todos!

 

Ahora yo sé que te amo, amada mía.

Si nos atrapan, nos separarían.

Cada vez que te observo caminar con tu vestido azul,

dentro de mí, siento mucha desesperación

de quererte abrazar y sentir tu cuerpo junto al mío,

morena de mi corazón,

morena de mi alma,

con tu cabello lacio y suave, aroma de cereza caramelizada

con tus ojos tan hermosos color miel de maple.

 

Toma mis manos, ¡somos prófugos!

Corre junto a mi, ¡sé como escapar de este planeta inhóspito!

Tomaremos una nave interestelar hacia la galaxia XY-XX.

Saldremos de esta dictadura espacial,

tomaremos el girasol de la imaginación

y, juntos, crearemos nuevas constelaciones.

 

Tu piel morena me electrifica

me hace temblar y me hace estremecer.

Es que, de verdad, te amo Carolina,

contigo seré feliz hasta en la galaxia más desierta,

porque el calor que me transmites

es una llama eterna que aliviana mi corazón.

 

No lo pienses mucho corazón mío

antes era un alma muerta o en proceso de…,

pero desde que te conocí todo cambió.

Aquella vez, aquel sábado

sábado de cuando los bandidos salen al páramo

sin comprender mucho, me enamoraste,

tomaste mi mano y mientras Listeria se iba generando;

me robaste un beso.

Ahí fue cuando comprendí que éramos almas gemelas.

 

Despertaste ese lado de mi cerebro que estaba desconectado.

Eres magia y eres alquimia.

Somos células que juntos podemos crear universos.

 

Tomaste mi mano y me besaste:

ese beso tan incandescente,

fue lo que comenzó con una nueva manera de ver las cosas;

ahora somos víctimas de esta dictadura

creada por parte de los entes fantasmales del abismo,

pero podemos salir de esta confusión politiquera.

 

Los siguientes días me abrazaste

y, juntos en el transcurso del tiempo,

nos volvimos eternos y etéreos.

De verdad que amo tus ojos,

amo tu luz, te volviste mi esencia,

por eso camina conmigo.

 

Tomaremos la nave 711-8920.

Tengo experiencia en manejar estos artefactos de las galaxias,

pero toma esta arma de protones regularizados con fotones de alta energía sinérgica.

Tú me protegerás y yo te protegeré;

escaparemos a la estación Subyugación Aspartame.

 

Toma mi mano,

juntos escaparemos a lo que es eterno.

Demos una vuelta por el cielo escarchado

Y, finalmente, volaremos al infinito:

nos volveremos eternos…

 


Foto portada: Viaje por Sergio Rodrigo Vaca

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s